municipios_adaptados_TIMRURALPedro tiene 28 aA�os. Es un joven alegre y optimista, al que la vida, no se lo ha puesto nada fA?cil. Un fatal accidente le dejA? en silla de ruedas. Un coche adelantA? por la derecha la moto que A�l conducA�a y se lo llevA? por delante. TenA�a tan sA?lo 23 aA�os, toda una vida por disfrutar ya�� una grave lesiA?n medular condicionA? su vida a partir de entonces.

Pedro vive en un pequeA�o pueblo. Con sus padres. Siempre le gustA? la vida en el campo, y aunque hace aA�os su ilusiA?n era recorrer mundo, el accidente que le dejA? en silla de ruedas, tambiA�n arrollA? muchas de sus ilusiones e hizo que se replanteara sus planes de vida. A�l es feliz a su manera. Ha aprendido a ver y disfrutar del mundo desde una silla, como cada dA�a lo hacen millones de personas con discapacidad. Ha asumido con valentA�a los numerosos problemas que lleva aparejada la lesiA?n, como las llagas, A?lceras de presiA?n y los problemas en las articulacionesa�� que, desde hace cinco aA�os, son sus compaA�eros de vida. Sabe que tiene que sobrellevarlo de la mejor manera posible y lo hace de una forma realmente admirable.

Es una persona muy activa, a la que nada ni nadie se le pone por delante. Ayuda a su padre en el negocio familiar realizando tareas administrativas y de oficina. Practica deporte y disfruta de la compaA�A�a de sus amigos de toda la vida. Peroa�� su dA�a a dA�a resulta muy complicado. Los problemas de movilidad derivados de su discapacidad, le plantean ciertas limitaciones, que intenta resolver con soltura, aunque a veces, no lo consigue. Su pueblo se lo pone difA�cil.

Vivir en el medio rural para una persona con discapacidad como Pedro, plantea serios problemas de movilidad. Pedro quiere ser un joven como los demA?s, vivir y disfrutar de forma plena de su entorno, peroa�� su pueblo no se lo permite. A�l no es un vecino como los demA?s, y las angostas escaleras, o los socavones de la calle, se lo recuerdan a diario. Pedro no tiene las mismas oportunidades que el resto de los vecinos de su pueblo. Hay muchas barreras que para A�l, a pesar de su arrojo, resultan insalvables. No sA?lo se trata de barreras arquitectA?nicas, tambiA�n hay que aA�adir los problemas de transporte, servicios sanitarios deficientesa�� todo ello hace que las personas con discapacidad sean mA?s dependientes.

Es una realidad que las personas que sufren una discapacidad y que habitan en el medio rural, ven vulnerados muchos de sus derechos fundamentales. La soledad y la frustraciA?n, suelen hacer mella en ellos. Pedro lo A?nico que quiere, es vivir una vida plena. Disfrutar al 100% de su pueblo, como lo hacen el resto de los vecinos y que las angostas escalinatas de la iglesia, o los bordillos de las aceras, no mermen su libertad de movimiento. Quiere conseguir que ir a comprar el pan, a echar la quiniela, o a dar un paseo por el parque, no se convierta en toda una odisea

La peor discapacidad es no darse cuenta de que todos somos iguales. Por ello, desde TIMRURAL trabajamos precisamente para esto. Para evitar que nuestros pueblos sean una cA?rcel llena de obstA?culos para las personas con discapacidad. Es tarea de todos el concienciar a los agentes locales del medio rural, (Ayuntamientos, Diputaciones, entidades locales, empresasa��.) de la importancia de la accesibilidad. MA?s si tenemos en cuenta el progresivo envejecimiento de la poblaciA?n rural. Envejecimiento que suele ir asociado a problemas de discapacidad y movilidad. Conseguir pueblos mA?s accesibles, municipios adaptados, es conseguir pueblos mA?s vivos. Trabajemos por lograr esa accesibilidad para todos y todas.

Un pueblo accesible marcarA? la diferencia para que alguien pueda valerse por si mismo, sin necesidad de la ayuda de nadie las 24 horas del dA�a. En TIMRURAL, queremos celebrar el Dia Internacional de las Personas con Discapacidad, y nos estamos esforzando apara que las personas con discapacidad, puedan disfrutar de forma plena e integrada de la vida en sus pueblos. A?Y tA?? A?Quieres pueblos mA?s accesibles? Entonces, A?cuenta con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *