Gran conocedor de los importantes recursos de Castilla y León y de todo su potencial. Firme defensor de las TIC aplicadas al sector del turismo. Empresario rural de Éxito, licenciado en Ciencias de la Información y experto en Marketing y Comunicación. Él es Luis Ángel Chico Luque, propietario del Hotel Rural Campo y Lumbre, en la localidad de Benafarces y presidente de la Asociación de Empresarios de Turismo Rural de Castilla y León (ACALTUR). Desde TIMRURAL hemos mantenido una conversación para acercarnos a la situación actual y los grandes retos del sector del turismo rural, especialmente en Castilla y León.

¿Qué balance hace del año 2015 en cuanto a la ocupación de turismo rural en Castilla y León?

El año 2015, ha sido un año de evolución hacia la recuperación del sector, aumentando el número de visitas a Castilla y León y especialmente, la media de las pernoctaciones. El aumento en un 14% de las ocupaciones respecto al año 2014, da signos de la recuperación para los empresarios que buscan que este negocio sea una forma de vida y no solo una actividad complementaria a sus ingresos. En general es bueno. Seguimos cosechando importantes éxitos con la mejora en el número de visitas a nuestra comunidad y sobre todo en las pernoctaciones que se incrementan. Estamos en una línea ascendente aunque lejana del 35% o 40% que sería una buena ocupación para vivir de manera holgada del Turismo Rural. Para la gran mayoría de nuestros empresarios, el Turismo Rural es una actividad complementaria a sus ingresos.

¿Es el sector del turismo uno de los motores económicos de la región?

Sin lugar a dudas, el turismo se ha convertido en uno de los grandes pilares y motor de la economía en Castilla y León. El turismo vincula hoteles, transporte, restauración, gastronomía, patrimonio, espacios naturales, cultura, etc. y por supuesto todo ligado a productos y experiencias en las que somos líderes indiscutibles.

Según su opinión, ¿Cuáles son las infraestructuras que necesita Castilla y León, para crecer como destino del turismo?

Castilla y León es un increíble destino turístico, pero ¡necesitamos que nos encuentren!. Para ello los avances tecnológicos juegan un papel fundamental en este aspecto. Necesitamos que las telecomunicaciones permitan, no solo el contacto telefónico, sino también accesos a Internet correctos que hagan que el trabajo de cada empresario de turismo rural sea en tiempo real, ofreciendo toda la información al cliente por varios medios. Así mismo, se hace importante la mejora de los distintos medios de acceso a nuestra comunidad, aeropuertos, accesos en trenes de alta velocidad y cercanías y todo ello complementado con un sistema de señalización desde las autovías hasta las carreteras comarcales.

Está en función de las distintas zonas geográficas. En general es necesario aprovechar el gran potencial los aspectos de medioambientales que disponemos, incrementar las diferentes vías de comunicación, desde hacer que los aeropuertos tomen mayor protagonismo o promocionar el uso del tren de alta velocidad pero sí hay algo realmente importante, es la necesidad de mejorar las coberturas de la telefonía en el medio rural, así como hacer llegar Internet a todos los lugares con una buena banda. Castilla y León es líder en turismo Rural.

Usted se ha posicionado en alguna ocasión como un firme defensor de las nuevas tecnologías aplicadas al sector. ¿Cree que el turismo rural podría sobrevivir sin las TIC?

En absoluto. El 80% de nuestras reservas provienen de Internet y en particular del móvil, que ha adquirido un importante protagonismo en nuestras vidas, lo que nos obliga a estar a la última, eso sí, conservando el carisma de lo rural. Se trata de comercializar el producto que sigue manteniendo la esencia rural, pero utilizando nuevos soportes de acceso del cliente al propietario.

¿De qué manera convencería a un empresario de turismo rural que no utiliza las TIC ni las redes sociales, del beneficio que éstas pueden aportar a su negocio?

Las cifras hablan por si solas y es que hoy en día ya son muchos los clientes que prefieren realizar sus gestiones a través de su móvil, su tablet o su ordenador gracias a Internet, convirtiéndolo en el buscador de sus vacaciones para encontrar las mejores opciones de acuerdo a sus preferencias. Esto ha supuesto la adaptación de todas las empresas turísticas en zonas de sol y playa o ciudades, que de forma habitual trabajaban con el teléfono o el fax y actualmente disponen de sistemas de gestión o se mueven en plataformas que implican el uso de dichos sistemas.

El turismo rural comienza a adaptarse y a entender que estos medios son necesarios para tener ventas y por ello, cada vez son más los que utilizan las TIC para promocionar sus alojamientos.

Cada vez son más los establecimientos de turismo rural que están apostando por la especialización. ¿Considera que esa especialización es un elemento clave para el futuro del sector?

La especialización es un elemento clave para el futuro de los empresarios del sector. Necesitamos crear un producto acorde a las necesidades de los turistas pero aún hay más, es importante conocer nuestros recursos y saber ofrecerlos con experiencias interesantes. Si conoces bien tu entorno y los recursos de que dispones, podrás sacar adelante un producto especializado y acorde a lo que el turista necesita. En Castilla y León uno de los factores que van a permitir la especialización desde el año 2016, es la nueva tipología de alojamientos (Casa Rural, Hotel Rural y Posada) así como la clasificación de los mismos en cinco niveles de estrellas verdes. El turista podrá identificar el producto por su calidad y así mismo por aquello que le hace diferente a los demás. Es importante reflejar al cliente nacional e internacional que disponemos de curiosidades únicas que no tienen otros países y que por lo tanto deben ser nuestra tarjeta de presentación de cara al exterior.

La despoblación de nuestras zonas rurales afecta al turismo. ¿Qué cree que se podría hacer en pro de la fijación de la población rural?

La fijación de la población en zonas rurales a día de hoy es compleja tal y como está planteada, ya que actualmente se da prioridad al desarrollo de las urbes. El sector servicios es uno de los que más influye dentro del Producto Interior Bruto y el turismo rural es parte de este sector que empieza a ser cada vez más atractivo para el cliente. Potenciar las zonas rurales como ya han hecho países como Francia, Alemania y Holanda, es una forma de mostrar no solo el «primer producto» sino otros que en muchos casos adquieren más relevancia en estos países y que ya tienen marca propia como «Los Alpes» o la zona de «Selva Negra». Esto permitiría el desarrollo de negocios y por lo tanto la fijación de población. Es complicado, mientras se sigan llevando los servicios básicos a pueblos grandes, a los pequeños se les va limitando la vida. Se potencia la vida en las grandes ciudades y grandes pueblos, además es más barato y cómodo para las empresas de servicios. Si se primara a través de ayudas y exenciones fiscales, junto con la incorporación de servicios generales a pueblos pequeños, las cosas cambiarían, pero a lo mejor son medidas políticas que no interesan.

Como propietario de un hotel rural, ¿ qué dificultades ha tenido o tiene que hacer frente en el día a día?

La falta de asistencia técnica en los servicios básicos, escasa señalización, falta de cobertura e Internet. No hay que olvidarse que el medio rural es importante tanto para las grandes ciudades como para los gobernantes. Es el pulmón de mucha gente y debemos cuidarlo.

¿Qué beneficios tiene para el empresario formar parte de una asociación como la que usted preside?

Nuestro deseo es ofrecer cada vez más y mejores servicios, que a su vez sirvan para reducir gastos en nuestra labor diaria. La unión hace la fuerza. El trabajo en equipo siempre es importante y sumar fuerzas más. Nuestros principales objetivos pasan desde representar a los empresarios en las diferentes administraciones públicas y hacerle llegar nuestras demandas, problemáticas y proyectos, hasta ser los encargados de la Central de reservas de Castilla y León. No hay que olvidar que somos empresarios del sector y quien mejor que nosotros para conocer nuestras necesidades, nuestros alojamientos y entornos. Convenios, asesoría y consultas en todos los ámbitos gratuitamente a disposición de los socios con el fin de defender los intereses y propuestas de los empresarios.

Otra de las actividades es la firma de los convenios con empresas proveedoras de suministros, desde gas propano, gasoil, electricidad, otras asociaciones profesionales, hasta seguros que priman a los asociados con importantes ventajas y beneficios. La participación en ferias, mercados de contratación, la organización de foro empresariales de formación. Una importante actividad en medios de comunicación para dar a conocer nuestro trabajo y servicios.

Desde la Asociación de Empresarios de Turismo Rural de CYL, ¿Se intenta generar sinergias con otras asociaciones nacionales?

Si es algo lógico el promover acciones conjuntas con otras asociaciones, aunque la crisis ha pasado factura y muchas de ellas se encuentran en situaciones muy limitadas. El objetivo es lograr la unión de numerosos empresarios que sean la voz que represente y luche por el sector.

¿Cuál es el reto que se marcan desde la Asociación?

Conseguir ser los encargados de gestionar las campañas de publicidad que desde la administración se llevan a cabo con respecto al turismo rural. Además de seguir adelante con la comercialización y promoción del Turismo Rural de Castilla y León primordialmente. Diseñar y crear nuevos productos turísticos que promuevan entre los turistas que visitan Castilla y León, experiencias únicas, pues nuestra comunidad cuenta con gran cantidad de recursos y un infinito potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *