OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Muchas de las costumbres, tradiciones, antiguos usos, ritos y hA?bitos de nuestros pueblos se han perdido. QuizA?, porque la vida en las pequeA�as localidades, cada vez es mA?s urbana. PequeA�as rutinas que hace tiempo conformaban el dA�a a dA�a rural, sin darnos cuenta han ido desapareciendo. En los pueblos antes, pequeA�os acontecimientos que hoy serA�an cotidianos, servA�an para reunir a los vecinos. Antesa�� todos se juntaban para ver la tele en el bar, o en la casa del A?nico vecino con posibles para disponer de un aparato. La sociedad actual, tiende cada vez mA?s al individualismo. Ahora ese tipo de reuniones frente al televisor o junto a la vieja radio, ya no se estilan.

Hay muchas tradiciones y costumbres, que se han ido perdiendo con el paso de los aA�os, y que las nuevas generacionesa�� ya no conocerA?n. En TIMRURAL queremos recordar algunas de ellas:

  • En Nochebuena, los niA�os solA�amos pedir el aguinaldo por las casas del pueblo, con un saco de tela. Era habitual que los vecinos nos lo llenaran de frutos secos, almendras, nuecesa�� que luego disfrutA?bamos todos juntos como si se tratara del mejor de los manjares.
  • Meriendas de San Juan y San Pedro. Era habitual estos dA�as, que las familias y pandas de amigos, se reunieran para merendar la tortilla en las praderas y riberas de los rA�os. La jornada solA�a terminar con las tA�picas hogueras, que eran saltadas por los mA?s valientes del pueblo.
  • Una de las tradiciones mA?s populares en el medio rural, llegaba con el frA�o del invierno, y conseguA�a reunir a toda la familia. Era la matanza del cerdo. Una tradiciA?n que se resiste a desaparecer y que muchos pueblos han querido enaltecer celebrando actos de exaltaciA?n de estos productos tA�picos, pero que a nivel particular, en las casasa�� cada vez se realiza menos. Los preparativos de la matanza podA�an durar dA�as. En realidada�� en muchos casos, duraba un aA�o entero, ya que en muchas domicilios se estaba todo el aA�o criando y engordando al gorrino hasta que llegaba su hora. Era una fiesta gastronA?mica en la que cada pequeA�a tarea, se conviertA�a casi en un rito.
  • La puesta del mayo. En muchos pueblos todavA�a se celebra, aunque con la despoblaciA?n del medio rural, ya no son los mozos los que se encargan de ella. Es un rito que sirve para dar la bienvenida a la primavera y a las primeras flores del aA�o. Se trata de una fiesta que tiene sus orA�genes en las antiguas civilizaciones fenicias y griegas. Cada 30 de abril, a media noche, los mozos y mozas de cada pueblo, ayudados de maromas, escaleras, carros, varasa�� izan un inmenso tronco que permanece expuesto todo el mes de mayo.
  • Carreras de cintas a caballo. Casi siempre son celebradas por los quintos de cada localidad. Al parecer, esta tradiciA?n se inspira en los torneos y justas medievales. Los jA?venes jinetes, a lomos de su rocA�n, tienen que demostrar su habilidad, para ensartar el punzA?n en una pequeA�a argolla cosida a una cinta. Con el caballo al galope, tienen que conseguir el ansiado trofeo, que llevarA?n atado todo el dA�a en el brazo.
  • DA�a de San AntA?n. Cada 17 de enero se celebra el dA�a de San Antonio Abad, patrA?n de los animales. Antiguamente muchos pueblos ese dA�a no se uncA�a a los animales, ni tampoco se les ataba, sino todo lo contrarioa�� ese dA�a se les a�?daba fiestaa�?, se les llevaba a la iglesia, donde eran bendecidos. La costumbre todavA�a permanece en muchos pueblos.
  • Y si hablamos de San AntA?n, es obligado hablar tambiA�n del patrA?n por excelencia de nuestros pueblos. San Isidro Labrador. Su fecha es el 15 de mayo, dA�a en el que sA� solA�a, y se suele procesionar al santo, acercA?ndole hasta los campos, para la tradicional bendiciA?n.
  • Las CabaA�uelas son una forma muy antigua de predecir el tiempo que harA? durante el aA�o siguiente, mediante la observaciA?n de los distintos fenA?menos atmosfA�ricos que se producen durante los primeros dA�as de agosto (posiciA?n de las nubes, humedad, temperaturaa��). De esta manera, se predecirA? si un mes determinado serA? lluvioso, si harA? frA�o, etc. Son ya muy pocos los expertos capaces de predecir el clima con este mA�todo.

Estos son sA?lo algunos ejemplos, peroa�� todos conocemos muchos mA?s. Nuestras tradiciones son nuestra cultura. Nuestras costumbres han ido pasando de padres a hijos durante generaciones ya�� ahora muchas de ellas se estA?n perdiendo. DeberA�amos asegurarnos que las nuevas generaciones sigan dando continuidad a ese saber popular, a los valores e intereses de cada pueblo. Eso nos hace ser diferentes, A?nicos. Nuestras experiencias nos distinguen y nos hacen diferentes a otros.

En el devenir de los pueblos, la cultura va evolucionando, igual que evolucionamos tambiA�n las personas y nuestro entorno. Son las costumbres y tradiciones, las que nos permiten conocer nuestras raA�ces y nuestro origen. En TIMRURAL somos partidarios de que cada pueblo mantenga sus costumbres, su saber hacer, su idiosincrasia. Conservemos esos antiguos usos que hemos aprendido de nuestros ancestros, pero sin anclarnos en el pasado. Hagamos que esa sabidurA�a popular nos permita proyectarnos a un futuro mejor. Trabajemos por el desarrollo de nuestros pueblos. HagA?moslo con una estrategia territorial clara, que fomente el progreso y el buen uso de todos los recursos culturales y etnogrA?ficos. Hagamos que nuestros pueblos sigan siendo pueblos. Pueblos del siglo XXI pero tradiciones seculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *