• +34 900 834 976
  • info@timrural.com

Claves para hacer rentable tu negocio en un pueblo

blog/Claves para hacer rentable tu negocio en un pueblo

Estamos viendo como muchos de nuestros pueblos se están convirtiendo en grandes yacimientos de empleo y de emprendimiento. Emprender con éxito no es algo reservado para las grandes ciudades, un pequeño núcleo, puede ser el lugar idóneo para crear tu negocio. Eso sí es importante que tengas en cuenta, algunos consejos que te indicamos a continuación:

– Orienta tu negocio a las necesidades locales. Piensa en comarca: Es lógico que en los pueblos haya menos competencia, pero también menos clientes. Por lo tanto, no te dejes llevar por tu ilusión. Antes debes estar seguro de que tu idea será rentable. Por ello, piensa en las necesidades que tienen tus vecinos e intenta satisfacerlas. Piensa a nivel local y comarcal y haz tu plan de negocio estudiando la oferta de servicios que existe actualmente, las características del entorno y las necesidades que todavía no están cubiertas. ¿Qué servicios hacen falta?, ¿estarían los vecinos del pueblo y de los pueblos vecinos dispuestos a comprármelos a mi o preferirán seguir desplazándose a la ciudad para adquirirlos?, ¿Quiénes serán mis clientes, cómo es su perfil? Tal vez un servicio que ayude a la conciliación familiar para el resto de la población, puede ser necesario en los pequeños núcleos de población. Hay muchas personas que no pueden trabajar, porque no tienen con quien dejar a sus niños o sus personas mayores, por ejemplo. Ofrecer un servicio de guardería o de centro de día podría ser una buena salida para ti, y contribuirás a la reinserción laboral de otras personas. Saca partido de lo local, y así te diferenciarás de tus competidores en la ciudad.

– Abierto al mundo: Internet ofrece tantas posibilidades como uno sea capaz de imaginar. Antes hablábamos de pensar en local, para explotar los recursos de la zona, pero ¿por qué no apostar a un mercado más global? Internet nos da la posibilidad de mostrar nuestros productos en cualquier lugar del planeta. Abre tu mente al www.

– Fomenta el orgullo de pertenencia a un pueblo: Puede resultar muy positivo, y también muy beneficioso, fomentar ese orgullo rural, montando un negocio que apoye, fomente o difunda los principales recursos artísticos, turísticos o culturales de la localidad, o aquellas tradiciones más arraigadas. ¡Que para algo somos de pueblo! (¡Y a mucha honra!)

– Aprovéchate del boom del turismo rural: Dirige tus esfuerzos a la población local, pero no te olvides de que muchos de tus potenciales clientes, pueden estar solo de paso, por ser turistas, lo cual, dificultará la repetición de la compra. Si el municipio en el que te has asentado se caracteriza por las visitas de turistas aprovéchate y ofrece las especialidades de la zona. Artesanía y gastronomía son una gran baza en este sentido. El turismo rural ofrece una amplia gama de posibilidades, no solo desde el punto de vista de los alojamientos y la hostelería, sino de actividades paralelas que se pueden realizar al aire libre, culturales, teatrales, deportivas… Deja a tus clientes impresionados y… haz que vuelvan a tu pueblo.

– Ten en cuenta también la estacionalidad: Mucha de la gente que vive en la ciudad, elige su pueblo para pasar allá sus vacaciones estivales, fines de semana o navidades. En esa época el número de clientes potenciales aumenta. Considéralo una oportunidad para ampliar tu negocio ofreciendo servicios temporales adicionales a tu oferta.

Lo más importante es que tú creas en ti, en tu proyecto y en todas tus posibilidades. En Timrural, con el apoyo de Timpulsa, la lanzadera empresarial, si lo necesitas, podemos ayudarte a convertir tu idea en realidad. Podemos hacer llegar tan lejos a tu empresa como has imaginado.

¿Te atreves?